Arte, literatura, fotografía, pintura, vídeo...

jueves, 28 de enero de 2010







Dualidad


Navegación de cabotaje, siempre sin perder de vista los peligrosos arrecifes de la memoria.
Lo bello y sus formas.
Descensos peligrosos y reconfortantes.
La otredad como bálsamo propio.
Bien, es agradable saber que no perdemos los buenos hábitos.
Pero debería ser yo quien te hiciera un regalo, humilde siempre.
El valor está en las pequeñas cosas.
El coraje todos los días.
El fulgor en la mirada y en la escucha.
Dulce y compleja dualidad.
Como espejos que nunca se reflejaron.
La distancia y el tiempo anulan el presente
Las semillas del árbol sagrado presumen de inmortalidad.
Descubrir que siempre será lo mismo no ayuda.
La creación del sueño
La imposición del deseo.
La cima ya conquistada.
Sin deseo no hay esfuerzo.
Sin aliento no hay deseo.


Fernando Arocena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada