Arte, literatura, fotografía, pintura, vídeo...

jueves, 28 de abril de 2011

Jean-Léon Gérôme. Pintura

Jean-Léon Gérôme, Vesoul, Francia (1841 –1904)

gerome05

Nació en Vesoul, Alto Saona, Francia. Se fue a París en 1841 para estudiar en la Académie Julian donde trabajó para Paul Dela roche a quien acompañó a su viaje por Italia (1844-1845). A su regreso a Francia exhibió su obra Pelea de gallos con la que ganó una medalla de tercera clase en 1847. Fue su primer premio. En los años venideros su popularidad y prestigio fueron agrandándose, consiguiendo un gran reconocimiento por sus obras.
En 1854 Gérôme hizo un viaje a Turquía y a las orillas del Danubio. En 1857 visitó Egipto. Bastantes de sus obras están inspiradas e impregnadas de lugares y entornos que el artista visitó en sus viajes.
Con su obra César (1859), Gérôme intentó volver a los orígenes de su trabajo, pero la pintura no recibió demasiado interés por parte del público. Cuadros posteriores del pintor, no sólo no le devolvieron su reputación perdida, sino que además consiguió que parte del público se escandalizara por los temas que el artista seleccionaba para sus obras. Esto le trajo como consecuencia algunos ataques por parte de Paul de Saint-Víctor y Máxime Du Camp.
Jean-Léon Gérôme fue elegido miembro del Institut de France en 1865.
Murió en 1904 y fue enterrado en el Cementerio de Montmartre, París.


Jean leon Gerome - combat de coqs

Con La pelea de gallos Gérôme se presenta en el Salón oficial de 1847 y recibe una medalla de tercera clase; comienza entonces una carrera de éxitos profesionales y gran reconocimiento social. La obra recoge las características de la escuela llamada Neogriega, integrada por varios discípulos de Dela roche y Gleyre, de la que Gérôme será cabeza. Este grupo, también conocido como Los Pompeyistas, conserva la grande manière en las figuras y decorados clásicos pero abandona las escenas históricas, bíblicas o mitológicas para inclinarse por composiciones de género de la Antigüedad de una forma colorista, delicada y sensual.

JEAN-LEON-GEROME-INTERIOR-OF-A-MOSQUE

Jean-Leon Gerome - El encantador de serpientes

Jean-Leon Gerome - las palomas

A lo largo de su larga carrera provocó numerosas polémicas y recibió acerbas críticas, sobre todo por defender las convenciones de la pintura académica, que languidecía ante los ataques de realistas e impresionistas. Pero en realidad Gérôme no fue tanto un seguidor de esa tradición cuanto un creador de mundos pictóricos totalmente nuevos, basados a menudo en una singular iconografía en la que primaban los temas eruditos. Pintar la historia, pintar historias, pintarlo todo, tal fue su gran pasión. Al público le intrigaba de sus cuadros la constante interacción de valores y géneros, que se fundían en una estética de efecto collage. Su capacidad para crear imágenes, para ofrecer una ilusión de realidad mediante artificios y subterfugios, se pone de manifiesto en unas obras que tienen un acabado perfecto pero no son perfectas.

Jean-Leon-Gerome-A-Caravan

Jean-Leon Gerome - Napoleon-and-His-General-Staff

Jean-Léon Gérôme - Moorish Bath

Nada ortodoxo como pintor académico, así pues, Gérôme sabía representar la historia como un espectáculo dramático y convertir al espectador, mediante imágenes muy convincentes, en un testigo presencial de hechos acaecidos en todas las épocas, desde la Antigüedad clásica hasta su propio tiempo. Los cuadros de Gérôme tuvieron una notable difusión gracias a los grabados y a las reproducciones fotográficas que desde 1859 se realizaron por encargo del marchante y editor Adolphe Goupil, quien luego sería además su suegro. Gérôme elige cuidadosamente los temas con la intención de crear imágenes que fácilmente se convierten en iconos visuales de la cultura popular

Jean-LeonGerome 1

Jean-Léon Gérôme - Snake Charmer

Jean - Leon Gerome - 05

Gérôme realiza varias expediciones a Egipto y Oriente Próximo atraído por lo romántico y literario del mundo árabe. Las visiones de esos escenarios enriquecen su repertorio de temas hasta la saciedad. En esta sección se pueden disfrutar sus interiores de mezquitas, mercados y baños, bailarinas y guerreros otomanos. La meticulosa atención que pone en las arquitecturas, vestimentas y tipos hacen de estas composiciones teatrales auténticos documentos etnográficos que acercan una cultura exótica y sugerente para el público occidental. Para alcanzar ese realismo y veracidad en los detalles de su escenografía, Gérôme se va a servir de la fotografía y cuenta con el asesoramiento del escultor Auguste Bartholdi y de su cuñado Albert Goupil.

Jean-Leon Gerome - 002g

Jean-Leon Gerome - bethsabee

Jean-Leon Gerome - Greek Interior

Jean-Leon Gerome - El mechero de Hookah

Jean_Leon_Gerome_Selling_Slaves_in_Rome

Jean-Leon Gerome - 004

Jean-Leon Gerome - Slave_Auction

Solomon's Wall, Jerusalem
oil on canvas
92 x 73 cm

Jean-Leon Gerome - 880

Jean-Léon_Gérôme_016_Pelt

Jean-Leon Gerome - Muftí leyendo en su atril de oración

Jean-Leon Gerome - Muerte de César

La Antigüedad, el siglo XVII francés y la época napoleónica constituyeron sus periodos históricos predilectos. La pintura de historia en Gérôme pierde el “heroicismo”, la enseñanza moral del gran tema, para centrarse en la anécdota. Conviven en sus pinturas la ambición romántica de anudar una estrecha relación con el teatro y el espectáculo y el impulso racionalista de dar una información exacta, verificada por las investigaciones científicas de su época. En esta sala Consummatum est y La muerte de César son ejemplos notables de algo muy habitual en Gérôme: el centrarse en el momento inmediatamente posterior al desenlace de la acción narrada.

Jean-Leon Gerome - The_Grey_Cardinal

Jean-Leon Gerome - Fryne_przed_areopagiem

Jean-Leon_Gerome - Pygmalion_and_Galatea

jean-leon_gerome_pollice_verso

Gérôme se interesa desde muy pronto por la escultura pero no se consagra a ella hasta 1878 con la pieza Los gladiadores, inspirada en el grupo central de una de sus obras emblemáticas, Pollice Verso (1872). Apoyándose en los descubrimientos arqueológicos del momento concibe sus esculturas para ser policromadas: las figuras parecen así cobrar vida. Gérôme disfruta convirtiéndose en un moderno Pigmalión. En los años ochenta y noventa el propio taller del artista es tema recurrente en sus creaciones: son muchas las referencias cruzadas entre la obra pictórica y la escultórica.

Jean-Leon Gerome - Working_in_Marble

Jean-Leon Gerome - 8

Jean-Leon Gerome

Enlaces


http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-L%C3%A9on_G%C3%A9r%C3%B4me

http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2011/gerome/

http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2011/gerome/vv/index.htm

1 comentario:

  1. faltó el cuadro de diógenes,.. creo yo que es la mejor pintura que existe. Saludos

    ResponderEliminar